Apple resuelve los dos grandes problemas del MacBook 12?

Apple resuelve los dos grandes problemas del MacBook 12″

Hipertextual. El MacBook de 12 pulgadas ha pasado de ser un portátil para navegar, actualizar redes sociales, editar documentos de texto y leer emails a una máquina con mucha mayor capacidad. Lamentablemente, las mejoras vienen con un precio premium.

Lanzado hace tres años, el MacBook de 12 pulgadas prometía ser el reemplazo definitivo del MacBook Air, pero en la práctica no ha terminado de serlo. En nuestra reseña original hablábamos de cómo Apple había acertado con la forma, el tamaño, el peso y la pantalla de retina pero dejaba muchísimo que desear en términos de desempeño. El Intel Core M de 1,1 GHz que incluye el modelo base era simplemente insuficiente para tareas que no supongan cosas simples como leer emails, navegar por la web o hacer ediciones simples de fotos.

Luego, en 2016, volvimos a intentarlo. Notamos mejoras, pero seguimos con el problema del rendimiento. Esta vez no era malo, era mediocre; lo explicó bien Javier Lacort en su análisis:


El MacBook es capaz de dar un buen rendimiento general tanto para el ocio como para el trabajo de quien se limita a navegación, ofimática, documentos, edición básica de imágenes... Pero se le ve el cartón a la hora de hacer esas tareas cuando requiere de un rendimiento relativamente alto, como la copia de una gran cantidad de archivos al SSD interno o el manejo de demasiados archivos pesados. Ahí es cuando empieza a rascar.

También tuvimos problemas, desde el principio, con el nuevo teclado; no tenemos problema con el poco recorrido de las teclas, tenemos problemas con el prácticamente nulo recorrido de las teclas.

Ha llegado 2017 y con eso una nueva generación del MacBook de 12 pulgadas con mejoras significativas que parecen, de una vez por todas, resolver los dos grandes problemas de este modelo.

El MacBook 12" finalmente tiene un procesador Core i5


Ha tardado cinco años pero el MacBook 12" finalmente tiene un procesador i5 capaz de desempeñar tareas más complicadas sin sufrir en rendimiento. Se trata de un Intel Core i5 de doble núcleo a 1,3 GHz con Turbo Boost de hasta 3,2 GHz. Esa es la noticia buena. La noticia mala es que no se incluye en el modelo base.

Elegir un MacBook 12" con un i5 implica invertir 1.799 euros o 1.599 dólares, es decir, 300 dólares o euros más que la versión base con el procesador Intel Core M.

Las posibilidades de una máquina con mucho más poder de desempeño en un tamaño tan pequeño y delgado son grandes, lamentablemente eso implica un precio premium muy lejano de la gama del MacBook Air.

Por comparación, Apple disminuyó el precio del MacBook Air en su tercera iteración, en 2009, de 1.799 dólares a 1.499 dólares como precio base. Fue en ese año, de hecho, cuando la compañía actualizó el diseño que mantiene hasta el día de hoy y lo convirtió en el portátil más popular que han fabricado.

Un teclado a la altura del precio




Para quienes escribimos mucho, el teclado que incluye el modelo 2017 del MacBook 12" es una muy buena noticia. Es el mismo sistema actualizado de teclas que tienen las nuevas MacBook Pro, que se sienten mucho más naturales y con mayor recorrido, sin necesidad de hacer el portátil más grueso. En primeras impresiones probándolo, en el área de prensa después de la keynote de la WWDC, pude constatar que se siente mejor al tacto.

Eso sí, el teclado no incluye un Touch Bar y creo que no lo tendrá por mucho tiempo, no solo es muy costoso de producir, es también una forma de diferenciar con la línea pro.

El MacBook 12" 2017 ya está a la venta y tendremos un análisis al detalle en Hipertextual en los próximos días.

Vía Hipertextual