El paso del tiempo capturado en una sola fotografía

El paso del tiempo capturado en una sola fotografía

Hipertextual. Imágenes de ensueño.

Para Stephen Wilkes el paso del tiempo y los efectos de este en los objetos, lugares y personas parece un tema recurrente en su trabajo como fotógrafo. Recurrente no quiere decir repetitivo, por el contrario, nos muestra en sus colecciones las distintas formas de abordar este tema e impactar con sus resultados.

Day to Night es el título de esta colección que en una sola imagen captura el paso del tiempo. Los resultados de esta combinación de tiempo y espacio son cautivadoras escenas que conjuntan, casi como si de una poesía se tratara, el amanecer, atardecer y anochecer en una sola toma.

Las sesiones de Stephen Wilkes toman en promedio entre 16 a 18 horas. Sus locaciones son variadas: Central Park, Nueva York, la Torre Eiffel, Paris, Trafalgar Square, Londres. Las miles de tomas que hace en los días de sesión luego son trabajadas en su estudio para formar las imágenes de ensueño que conforman esta colección.

Cada fotografía le lleva meses de edición para conjuntar en una sola imagen las miles de tomas que realiza en sus sesiones

Wilkes explica en una TED Talk, que la idea de Day to Night comenzó en un trabajo para Life Magazine en donde tenía que realizar una toma panorámica del reparto completo de la película Romeo y Julieta de Baz Lurman. En dicha toma aparece un espejo, en donde incluyó una imagen distinta de la que reflejaba, dando así la impresión de irrealidad y el transcurso del tiempo en una sola panorámica.

Esta fue una pequeña semilla que maduraría al tiempo cuando, en otro en cargo, New York Magazine le solicitó un high line; en este capturó el paso del tiempo y lo presentó en una sola fotografía. Este sería el principio de buscar otros impresionantes escenarios para capturar el tiempo.

Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




En su TED Talk cierra con una cautivadora reflexión sobre una de las tomas más bonitas de esta colección: la del Serengeti. En este parque nacional ubicado en Tanzania hizo la fotografía que figura arriba de estas líneas. Wilkes asegura que fue testigo de un fenómeno del que bien podríamos aprender todos los humanos: a compartir el agua y respetar el acceso a esta como algo sagrado. Va más allá cuando dice que mientras para los hombres se avecina una guerra por el agua, los animales comparten este recurso incluso olvidando sus naturaleza presa-depredador. Algo muy parecido a lo que explica Rudyard Kipling en El Libro de las Tierras Vírgenes cuando toda la Selva hace la Tregua del agua.
Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Stephen Wilkes, Day to Night

Stephen Wilkes, Day to Night




Así pues, no queda más que disfrutar de la colección Day to Night y las otras de Stephen Wilkes que tienen, cada una, su encanto propio. La TED Talk mencionada a lo largo de este artículo también es muy recomendable.





Vía Hipertextual