Entrevistamos a Pedro Díaz, ganador de los Sony World Photography Awards 2016

Entrevista con Pedro Díaz, uno de los ganadores de los Sony World Photography Awards 2016

Hipertextual. Estuvimos en Londres para conocer de primera mano los ganadores de los Sony World Photography Awards 2016. Uno de ellos fue Pedro Díaz Molins, que obtuvo el reconocimiento por su fotografía Obsolescencia programada, ganadora en la categoría Open en el apartado Enhanced ("Mejorada") y también en la categoría por países (España).

Procedente de Orihuela (Alicante, España), Pedro es un fotógrafo autodidacta con especial amor por la fotografía minimalista y en blanco y negro. Le regalaron su primera réflex en el año 2009 y, desde entonces, convirtió su pasión en su profesión y el galardón de Sony se une a un gran listado de premios que ya tenía en su haber.

Hablamos con él sobre su foto ganadora (compuesta por cinco imágenes), sobre los SWAP 2016, su cámara ideal, la fotografía como concepto...

Hipertextual: ¿Por qué decidiste presentarte a los SWPA 2016?

El Sony World Photography Award es posiblemente el premio con mayor repercusión a nivel internacional que un aficionado a la fotografía puede aspirar a ganar. En este sentido, presentarme a este concurso es una de las citas marcadas en el calendario para todos los años, aunque es cierto que nunca aspiras a ganarlo, pero la ilusión nunca se pierde.

Creo que en Obsolescencia programada combinas muy bien la simpleza y una composición limpia con un mensaje tan real como la vida misma (la muerte). ¿Cómo concebiste la fotografía? ¿Qué querías transmitir con ella?

Este tipo de imágenes requieren trabajar con una idea preconcebida y posteriormente recopilar los diferentes elementos que terminen de dar a luz a la obra en sí. Sin embargo, en mi caso no fue así. Fui creando la imagen sin ninguna idea establecida, lo único claro que tenía es que quería utilizar como modelo a esa señora que me llamaba tanto la atención por parecer recién llegada de los años 60. Comencé colocando el suelo y el cielo, pertenecientes a una fotografía tomada en las salinas de Torrevieja. Luego coloqué a la mujer en primer plano. Su mirada y la posición de sus pies conectaban perfectamente con el espectador. Entonces coloqué a lo lejos a un anciano marcando la dirección que iría a tomar la mujer, y de paso me aportaba profundidad a la escena.

Hasta aquí la imagen no decía absolutamente nada. Me faltaba un destino, un lugar o una acción que los dos protagonistas fueran a hacer. Fue entonces cuando se me ocurrió colocar un tercer elemento, la escalera, que terminaría de dar sentido a la historia. Finalmente, añadí las sombras para conseguir que todo fuera lo más real posible. Y ahora el momento del título? Obsolescencia programada? ¡Eureka!

Obsolescencia Programada, ganadora en la categoría Open, Enhanced de los SWAP 2016, por Pedro Díaz Molins

Obsolescencia Programada, ganadora en la categoría Open, Enhanced de los SWAP 2016, por Pedro Díaz Molins




¿Qué opinas de la serie de fotografías ganadora de L"ris D"oir de este año, del fotógrafo iraní Asghar Khamseh?

Realmente impactante. Tratar un tema de esas características nunca resulta fácil. Cuando visualizas las imágenes, es inevitable pasar varios minutos inmerso en la historia de cada una de esas mujeres. Trabajos de este tipo traspasan las fronteras de lo puramente fotográfico para acercarnos una realidad y hacernos reflexionar sobre los extremos culturales que existen en la actualidad

¿Dónde está el límite entre fotografía y diseño digital? En otras palabras, ¿hasta dónde crees que se puede considerar fotografía si se ha retocado hasta el extremo? ¿se pierde la esencia de la fotografía con la postproducción?

Con esta pregunta queda en evidencia que el mundo que rodea a la fotografía todavía no está preparado para asumir y valorar aquellos trabajos donde la postproducción tiene un peso importante en el resultado final. En este sentido, considero un acierto por parte de la World Photography Organisation el incluir la categoría ?Mejorado? (Enhanced) en un concurso del prestigio de los Sony World Photography Awards.

En mi opinión, no considero que exista ningún límite o ninguna norma que impida al autor crear lo que realmente siente. La existencia de cualquier barrera solo terminaría ?limitando? la creatividad de uno mismo y no hay necesidad de ello. Para realizar estas imágenes, el autor ha tenido que tomar unas fotografías utilizando una cámara de fotos y luego usar un software de edición. Hasta aquí el proceso ha sido el mismo que el realizado por todos los fotógrafos, con una única diferencia, que en este caso el software de edición se ha utilizado de forma diferente o en mayor proporción. Los nombres y las etiquetas al resultado final se las dejaremos a los ?expertos?.

"La esencia de la fotografía no se pierde por una buena edición, sino cuando intentas engañar con ella"En ocasiones, hay ciertas fotografías que se pueden edulcorar con una buena postproducción siempre y cuando ésta sea de calidad, porque a veces también nos pasamos con el azúcar, y no por ello se va a perder la esencia de la fotografía. La esencia de la fotografía está en el momento de capturar la imagen, tus pensamientos, tu ejecución, cómo vives ese instante, qué objetivo persigues, etc. Todo eso no se va a perder por realizar una buena edición. Cuando realmente se pierde la esencia es cuando la postproducción se utiliza con el único objetivo de engañar. El engaño como finalidad está muy presente en el espectador cuando se enfrenta a una fotografía. Es tanta la preocupación que en ocasiones se olvida de sentir, y su único fin es evitar ser engañado. Siempre anda buscando dónde está el truco, sin pensar lo que realmente le transmite y, cuando confirma la evidencia de que ha sido manipulada, entonces su valoración cambia rápidamente, normalmente de forma negativa. El problema existe cuando esta inercia también se aplica a las imágenes donde la postproducción ha sido utilizada con fines puramente artísticos. En este caso no hay pretensión de engaño, sólo se intenta plasmar una idea, un mensaje, independientemente de la realidad pero siempre guardando una armonía.

¿Qué opinas de la fotografía móvil? ¿Crees que puede haber en el futuro "fotógrafos móviles"? (Teniendo en cuenta que las cámaras de los smartphones cada vez son más avanzadas).

Cualquier medio es válido para realizar fotografías. Volvemos a lo de antes, ¿por qué nos vamos a poner ?límites?? No es necesario. ¿Por qué un mismo instante va ser considerado menos ?fotografía? por ser captado con un móvil? Los fotógrafos móviles ya los hay y algunos triunfando por todo el mundo. Posiblemente se requiera esperar un tiempo para que los móviles permitan tener un mayor control sobre los diferentes parámetros en el momento de capturar la escena. Quizás en ese momento los ?expertos? no duden tanto de la fotografía móvil como disciplina.

¿Cuál es para ti la cámara ideal, la que te llevarías a una isla desierta? ¿Por qué?

Una cámara pequeña, donde los controles básicos de diafragma, exposición y sensibilidad ISO fueran externos, sin necesidad de entrar en ningún menú. En cuanto a la lente, con un 35mm luminoso me conformo. Siempre que se trata de un viaje, algo pequeño es muy cómodo de transportar. En una isla puede ocurrir cualquier cosa y siempre es mejor tener todos los controles necesarios lo más accesibles posibles para no perderte el instante decisivo. Por último, con el 35mm me siento cómodo, aunque reconozco que soy más de angular.
Autorretrato de Pedro Díaz

Autorretrato de Pedro Díaz




¿Fotógrafos que admiras y que te sirven de inspiración?

Nunca he sido de ídolos y siempre me cuesta contestar a esta pregunta. Me considero un inculto fotográfico, no soy un estudioso de los grandes fotógrafos de la historia, es mi asignatura pendiente. Sí que tengo un fotógrafo que le tengo especial cariño, que es Rodney Smith, por el surrealismo de sus imágenes y por su cariño a la ciudad de Nueva York.

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando en la fotografía y quiere dedicarse a ello?

Documéntate pero siempre de una forma crítica. Que nadie te diga qué es lo que está y lo que no está permitido a la hora de hacer una fotografía. No te presiones a ti mismo, los inicios siempre son duros. Y lo más importante, no dejes de disfrutar haciendo fotos.




Puedes saber más sobre Pedro Díaz en su página web y conocer su obra en su perfil de Flickr.

Tanto las imágenes ganadoras como las finalistas de los Sony World Photography Awards podrán verse expuestas en la Somerset House de Londres desde el pasado 22 de abril hasta el 8 de mayo. Las entradas se pueden comprar en la web oficial de la World Photography Organisation.

Si quieres participar en la edición 2017, podrás enviar tus candidatas a partir del 1 de junio de 2016. Más info en la web oficial de la World Photography Organization.



Vía Hipertextual