Cada vez estamos más concienciados de la importancia de un buen cifrado, y EEUU le echa la culpa a Snowden

Snowden

Genbeta. Facebook, Google, Snapchat o Apple están reforzando el cifrado de sus datos, los usuarios de a pie cada vez estamos más concienciados de la importancia de proteger nuestros datos, e incluso se celebró en todo el mundo digital que una aplicación tan importante como WhatsApp acabase uniéndose a la competencia implementando un cifrado de extremo a extremo.

Estas noticias nos pueden parecer algo positivo, aunque no todos lo ven así. El Director del departamento de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, es uno de ellos. En una entrevista de la que se hacen eco en The Intercept lo califica como algo muy negativo para la seguridad de su país, y le echa la culpa de todo a Edward Snowden.

Según Clapper, la aparición del cifrado en aplicaciones comerciales que en unas cantidades que se habían pronosticado para dentro de siete años se ha llevado a cabo en los últimos tres, y esto es culpa de las filtraciones de Snowden. Considera que esto es algo peligroso, ya que tiene "un profundo efecto en su habilidad para recolectar datos, especialmente contra terroristas".

De nuevo la tesis del terrorismo



1366 2000


La tesis de que las filtraciones han favorecido al terrorismo ya la escuchamos también tras los atentados de París, de los que algunas voces querían hacer responsable directo a Snowden. Pero esta tesis hace aguas en cuanto revisamos la hemeroteca y vemos que ya se hablaba de estos problemas más de una década antes de que Snowden abriera la boca.

Es innegable la influencia de Snowden a la hora de promocionar software que cuida de nuestra privacidad, y aplicaciones como Signal Desktop o sistemas operativos como Tails se han aprovechado de su bendición para hacerse un hueco entre la competencia. ¿Pero podemos considerar la proliferación de la seguridad un problema?

 

La opinión del propio Snowden está clara, y ha declarado públicamente en su cuenta de Twitter que de las muchas cosas que se le acusa, la de acelerar la adopción de las comunicaciones y servicios cifrados es de la que más orgulloso se siente.

Sea como fuera, el cifrado no parece gustarle a las autoridades, y si ya a finales del año pasado supimos de los intentos del Reino Unido para prohibirlo, el 2016 lo estrenamos con algunos estados de los Estados Unidos proponiendo una ley para prohibir la venta de smartphones con cifrado. Esto está echándole más leña a un debate que se ha intensificado en las últimas semanas tras el caso Apple y todas las empresas tecnológicas que se unieron en la cruzada por la privacidad.

 

La noticia Cada vez estamos más concienciados de la importancia de un buen cifrado, y EEUU le echa la culpa a Snowden fue publicada originalmente en Genbeta por Yúbal FM.



Vía Genbeta