La inteligencia artificial será uno de los pilares del Samsung Galaxy S8

La inteligencia artificial será uno de los pilares del Samsung Galaxy S8

Hipertextual.  Un adiós o una gran evolución para S-Voice, el asistente de los Samsung desde 2012.

Los smartphones de la familia Galaxy de Samsung han incluido S-Voice, un asistente personal por voz propietario, desde el lanzamiento del Galaxy S3 en 2012. En cuatro años, el asistente ha avanzado positivamente, pero vienen cambios mucho mayores que entrarán en juego en 2017 con el Samsung Galaxy S8, para el que la compañía surcoreana ha confirmado un nuevo software de reconocimiento y asistencia mediante inteligencia artificial basado en una de sus compras más recientes, Viv.

Tal y como se comentó en el momento de la operación, la llegada de Viv al ecosistema de Samsung es especialmente importante para expandir la inteligencia a todos los dispositivos que lo componen, y no sólo al smartphone y las tablets. Además, tal y como ya hacen los asistentes más modernos, y frente a lo arcaico del actual S-Voice en ese sentido, lo que Viv traerá será, además de funciones que ambas compañías desarrollen conjuntamente, una API abierta para que desarrolladores externos integren de manera sencilla y rápida las funciones de sus aplicaciones.

Además de proveer un mejor reconocimiento de voz, que pronto se acercará a lo óptimo, la clave de los asistentes personales del futuro será, como ya ocurre con los wearables, lo que son capaces de ofrecer al usuario sin que éste tenga que preocuparse por nada. En ese sentido, Google Now fue el pionero en ofrecer información de manera proactiva, como por ejemplo el estado del tráfico en una ruta frecuente, el estado de un vuelo adquirido o el lugar donde se aparcó el coche. Fue sólo el principio de la guerra de asistentes que ya se está librando, y una minucia respecto a lo que viene.

Samsung ya cuenta con dispositivos en todos los segmentos del mercado tecnológico, incluso llegó a presentar a Otto, un asistente con escucha activa que funciona con su plataforma de Internet de las Cosas Artik. El objetivo ahora será integrarlos todos mucho mejor con la inteligencia artificial como núcleo, y sobre todo, diferenciarse y lograr una identidad por software al igual que ya está haciendo por hardware.

Vía Hipertextual