"El increíble mundo de Gumball", la divertida serie infantil creada para adultos

Hipertextual. “El increíble mundo de Gumball”, la divertida serie infantil creada para adultos

"El increíble mundo de Gumball" de Cartoon Network fue creada por Ben Bocquelet. Se trata de una divertida serie animada infantil que los adultos disfrutarán de principio a fin.

En otras ocasiones hemos hablado de divertidas series animadas que, aunque creadas para el público infantil, los adultos podemos disfrutarlas ampliamente. Por fortuna existen también series para adultos; con esto tenemos ya muchas opciones para ver. En esta ocasión hablaremos de la serie de Cartoon Network: "The Amazing World of Gumball"s" (en España se llama El asombroso mundo de Gumball y en latinoamérica El increíble mundo de Gumball).

Esta serie animada fue creada por Ben Bocquelet. Nació de la necesidad de Cartoon Network Development Studio Europe de crear sus propias series y, para el 2011 estaría saliendo al aire: en mayo en Estados Unidos y para septiembre de ese mismo año en Latinoamérica y España.


Si bien es cierto que se trata de una serie mucho menos famosa que Hora de Aventura o Gravity Falls, El increíble mundo de Gumball es una serie que merece mucha más atención de la que ha tenido hasta ahora. Su humor inteligente y su peculiar animación, así como la estructura sin continuación de sus capítulos e historia, la hacen una serie original, hilarante, de un humor muy fresco y súper divertida.

Una buena generación


Como todo género, las series animadas tiene sus obras cumbres y, afortunadamente, muchos títulos que valen la pena. Los adultos de hoy crecimos con series animadas y ya no se diga las nuevas generaciones, además que actualmente contamos con una gran variedad de plataformas para consumir los títulos y no sólo la televisión tradicional.

Es cierto que algunas series queridas de nuestra infancia tendrán secuelas y otras tienen remakes pero esta nueva generación de series animadas se alejan por completo de lo formal y se entregan a una muy amena locura de temas, historias y recursos. El increíble mundo de Gumball es una de esas series realizadas por jóvenes creadores que están cambiando para siempre el rumbo de las animaciones "para niños". Si bien el público infantil puede disfrutarlas en grande, los hoy adultos que crecimos consumiendo series animadas encontraremos en Gumball un título imprescindible.

Collages y excesos




Lo mejor de El increíble de Gumball es su humor y su peculiar animación. Se trata de la familia de los Watterson, que a primera vista luce bastante "normal". Es decir: una mamá, un papá y tres hijos. La locura viene después, Nicole (la mamá) es una gata de 42 años adicta al trabajo y al orden en la casa, ella es el sustento de la familia ya que Richard (el papá), que es un conejo rosado, es un completo incompetente para todo en general. La hija pequeña, Anaís, es una conejita genio de 4 años, inteligente pero siniestra en muchos sentidos.

Esto nos deja con Gumball y Darwin. Este par de hermanos son la causa de muchos de los líos que vemos en cada capítulo. El primero es un gatito adolescente de 12 años que va a la escuela junto con su hermano Darwin, quien es un pez dorado que fuera mascota de Gumball y al que le salieron piernas. Este se convirtió en parte de la familia y juntos fomentan y protagonizan las locuras que vemos en pantalla.



En esta serie encontraremos una mezcla de animación muy interesante: desde stop motion, 3D, marionetas y, obviamente, 2D. También una combinación de fondos y escenarios entre animaciones y tomas reales. Como se trata de una historia que no tiene continuación, cada capítulo es un nuevo comienzo y da pie a cambios alocados: un día, por ejemplo, vemos que el mundo de Gumball se convirtió en un escenario de videojuego RPG y otro día todos los personajes son bocetos en Post-its porque se quedaron sin presupuesto.

La combinación de animación, escenarios y temas no es lo único en ser una mezcla ecléctica y divertida. Las referencias que hace la serie son enormes: históricas, científicas y, claro, de la cultura popular. Es, sin duda, una explosión de caos y un exceso de toda clase de locuras divertidas, pero no por ello menos profundas. Esta serie, con todos sus colores y apariencia, hace críticas duras a casi todo: a la televisión, a la sociedad, a las modas, a la familia, al sistema educativo. En fin, un collage de temas interesantes.

Con el paso de los episodios, que son cortísimos: 11 minutos cada uno, nos iremos acostumbrando a su ritmo, a sus locuras, aunque no a su humor que nos sorprenderá cada vez. Desde la segunda temporada se le puso más cuidado a la animación y el humor se siente más ácido e incisivo (por supuesto esto no es una queja).

Desde su estreno El increíble mundo de Gumball ha sido varias veces nominado y ganador en premios distinguidos como los BAFTA, Emmys y los Annie, los más importantes para producciones animadas. Se ha llevado a casa los galardones a mejor serie animada, mejor programa para niños, mejor episodio y también por varios de sus alocados guiones.

Su creador, Ben Bocquelet, ha dicho que la serie tendrá una sexta y última temporada. En estos momentos se está transmitiendo la quinta. En el catálogo de Netflix de Latinoamérica se encuentran tres temporadas. Así pues, no te pierdas de esta sorprendente serie animada, una vez que has iniciado con ella no podrás parar de divertirte y de reír. Garantizado.

Vía Hipertextual